El Papa Francisco a favor del medio ambiente, el Derecho Humano al Agua y en contra de su Privatización

26/06/2015

 

La Encíclica papal, Laudato Si´ (Alabado seas) del Papa Francisco –como suele suceder con las Encíclicas- ha remecido al mundo. Pero a diferencia de otras oportunidades, Jorge Mario Bergoglio, Francisco, ha recibido de todo luego que el orbe completo conociera su actual pensamiento.


Ser el primer Papa que toca el tema medio ambiente y que se atreve a decir que la industria está convirtiendo la tierra en un “inmenso depósito de porquería” ha tenido repercursiones en todo el planeta, y ha conseguido la reacción de los sectores más conservadores. Y eso que aún falta que Francisco viaje hacia setiembre a las Naciones Unidas para dar su mensaje, sin duda lo que hoy ocurre se habrá multiplicado por mil.


Si en palabras de Francisco esto es válido para los bienes en general, lo es más aún para bienes que históricamente han sido de uso universal como el agua. Francisco insiste en el ítem 95, “El medio ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos”. 


Pero lo que sí puede poner al borde del colapso a los que quieren privatizar el agua es lo dicho por Francisco en el ítem 30: “Mientras se deteriora constantemente la calidad del agua disponible, en algunos lugares avanza la tendencia a privatizar este recurso escaso, convertido en mercancía que se regula por las leyes del mercado. En realidad, el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos. Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable, porque eso es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable“. 


Y para que no quede duda respecto de la posición del Papa sobre el tema privatización, en el item 31 señala: “Una mayor escasez de agua provocará el aumento del costo de los alimentos y de distintos productos que dependen de su uso. Algunos estudios han alertado sobre la posibilidad de sufrir una escasez aguda de agua dentro de pocas décadas si no se actúa con urgencia. Los impactos ambientales podrían afectar a miles de millones de personas, pero es previsible que el control del agua por parte de grandes empresas mundiales se convierta en una de las principales fuentes de conflictos de este siglo”.


Es verdad que el centro de las preocupaciones de la Encíclica ha ido por el tema ambiental y los perjuicios que la industria y la lógica del consumo están generando. Pero hay un párrafo en el ítem 93 de la Encíclica que es el que debe haber activado todas las alarmas en las cavernas del poder económico: “El principio de la subordinación de la propiedad privada al destino universal de los bienes y, por tanto, el derecho universal a su uso es una «regla de oro» del comportamiento social y el «primer principio de todo el ordenamiento ético-social». La tradición cristiana nunca reconoció como absoluto o intocable el derecho a la propiedad privada y subrayó la función social de cualquier forma de propiedad privada.”


Dicho de otra manera, la Iglesia reconoce el derecho a la propiedad privada, pero subordinado al interés común, nunca por encima de él. Y el interés común según Francisco, es el derecho universal al uso de los bienes, planteado además como “regla de oro”. Francisco está pisando fuerte, y quienes nos encontramos desde años en la lucha contra la privatización de un recurso fundamental para la vida humana como es el agua, encontramos en Francisco un aliado de primer orden en esta lucha.

Please reload

Noticias Destacadas

SUTESAL en Radio Exitosa: "Gobierno prepara una Privatización encubierta de Sedapal"

03/02/2017

1/10
Please reload

Noticias Recientes
Please reload

Archivo